¡Adiós Superpollo… y hasta la próxima Ilustratour!

image-3

Sabíamos que este año era especial. Después de siete veranos consecutivos celebrando el festival en Valladolid, nos mudábamos a Casa del Lector, Matadero Madrid, con la incertidumbre de cómo se adaptaría Ilustratour a la vida urbanita, y con la tensión y la emoción de enfrentarnos al nuevo reto. Después de un lunes, un martes y un miércoles haciendo frente a la resaca festivalera, es ahora cuando creemos que podemos decir: ¡esta octava edición ha sido un éxito!

Durante la semana, 140 ilustradores e ilustradoras desplegaron su creatividad en los talleres que se celebraban en las Aulas de Casa del Lector. Y unas 260 personas pasaron por las Masterclass en la Central de Diseño de Dimad, mientras algunos cientos de visitantes disfrutaban de actividades abiertas en Matadero y en otros puntos de Madrid. Pero el mogollón llegó en el fin de semana: gracias sobre todo al Mercado Ilustratour –al que se sumaron 47 stands de editoriales, librerías y creadores–, Casa del Lector recibió un total de 8.227 visitas, 1.330 asistentes el viernes, 3.774 el sábado, y 3.123 el domingo.

Del 20 al 26 de julio hemos vivido 7 dias “ilustradísimos” que arrancaron con el Campus Ilustratour y sus talleres intensivos, de mañana y de tarde, 9 en total, impartidos por Javier Zabala, Ana Ventura, Darío Adanti, Liniers y Manel Fontdevila, Britta Teckentrup, Ellen Weinstein, Emiliano Ponzi, Aitor Sariba, y otros que han tenido lugar fuera de las aulas de Casa del Lector; uno de danza y dibujo ideado por María Pascual e Irene Cantero en la Compañía Nacional de Danza y el taller infantil de William Grill en Dimad. Justo en la Central de Diseño, se llevaron a cabo las 7 Masterclasses conducidas por Javier Olivares, Jorge González, Ana Garralón, Edmond Baudoin, Mágoz, Liniers y William Grill. Paralelamente, en Factoría Cultural, se desarrolló un curso especial de animación de la mano de la empresa TigerCreate.

El viernes comenzó el programa Ilustratour Fin de Semana en el Auditorio de Casa del Lector, repleto de conversaciones de autor, actividades en otros espacios de Madrid, debates, dos concursos sin los que Ilustratour no sería Ilustratour: la Gala Plum Pudding y el concurso Patopollo organizado junto a Edelvives para elegir la mascota del próximo Ilustratour, ¡enhorabuena a las ganadoras de los mismos Esther Garay y Beatriz Enríquez!

Y, por supuesto, un Network con mesas de citas nacionales e internacionales. Estas últimas por primera vez han sido posibles gracias a la ayuda de Acción Cultural Española y a su programa PICE, que nos ha permitido traer a una decena de editoriales internacionales. Tampoco nos podemos olvidar del estreno del Mercado Ilustratour, compuesto por 46 stands entre librerías, editoriales y creadores, que no nos ha podido dejar mejor sabor de boca. Ha albergado firmas, presentaciones, cuentacuentos y más firmas.

Han sido más de 300 horas de actividades, en las que hemos contado con 30 artistas invitados de 12 nacionalidades diferentes. Ha sido posible gracias a más de 30 instituciones colaboradoras y a todas y todos los asistentes y visitantes que habéis pasado por aquí. Por eso Ilustratour es hoy, antes de nada, un punto de encuentro. El punto de encuentro “de, por y para la ilustración” en España. Pero lo más importante es que hemos vivido un montón de experiencias para el recuerdo: hemos asistido con una sonrisa al despliegue del primer Mercado Ilustratour, hemos visto cómo la ilutración se mezclaba con la danza, hemos hablado de filosofía, humor y actualidad, hemos practicado idiomas universales (portuñol, spanglish y franchute), hemos sido testigos de cómo Javier Zabala liaba a Javier Olivares y Jorge González para hacer una performance gráfica a ritmos de jazz inolvidable, de las colas que se formaron durante la firma de Paula Bonet en el espacio i con i, de los trabajos de los alumnos participantes en los talleres que fueron expuestos en Intermediae, de cómo Aitor Saraiba compartía un manifiesto sobre el dibujo entre los asistentes al debate “Entre el boom y el crash”, de los nervios de ilustradores e ilustradoras al enfrentarse a las citas del network, de las risas y expresiones de concentración durante las masterclasses y de la inspiración y la creatividad que se disparan a lo largo de los talleres.

¡Gracias a todos por haber hecho realidad un Ilustratour Madrid 2015 para el recuerdo!  Nosotros nos vamos de vacaciones con la sonrisa puesta. Preparados para cargar las pilas y volver a empezar. Os esperamos.

¡Feliz verano de todo el equipo de Ilustratour!

 

equipoIlustratour2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>